La tienda ICA Maxi ha logrado reducir costes y aumentar el número de clientes satisfechos con las etiquetas electrónicas de StrongPoint

julio 24, 2018

ICA Maxi Lindhagen en Suecia observa varias ventajas en las etiquetas electrónicas. La tienda se ahorra un gran tiempo con las actualizaciones automáticas de los precios, así que la inversión se amortiza rápidamente. No menos importante, la tecnología mejora la experiencia del consumidor en la tienda y el gerente puede confiar en que los precios son siempre precisos y fiables.

Imprimir las etiquetas, retirar las antiguas y colocar las nuevas en los estantes lleva demasiado tiempo. Algo que la mayoría de aquellos que trabaja en una tienda puede corroborar. 


“Tenemos entre 50 y 1000 cambios de precio a la semana en nuestros departamentos; por ejemplo, esta semana, 940 productos con precios nuevos. En el pasado, tardábamos como mínimo una hora, pero normalmente invertíamos muchas horas cambiando precios. Desde que hemos introducido las etiquetas electrónicas, ahorramos mucho tiempo”, dice Fredrik  Nybäck, ICA Maxi Lindhagen.

 

Oskar Mollberg, Director de Ventas en ICA Maxi Lindahagen está de acuerdo: “La principal razón por la cual hemos adquirido este sistema era ahorrar tiempo y minimizar el riesgo de dar precios incorrectos a los clientes. También queríamos hacer la sustitución de precios rápidamente. Lo veo como una futura inversión y trabajar con ello es muy sencillo. Desde que las etiquetas se sincronizan con “Store Office”, nuestro sistema de software de tienda, simplemente pulsando un botón en nuestro ordenador cambia los precios en la tienda.”

Las etiquetas electrónicas tienen más ventajas

El consumo de papel disminuye y los problemas de fallos en las impresiones han desparecido. Pero aún más importante es que el riesgo de precios incorrectos desaparece, algo que puede llegar a importunar a los clientes y a los empleados debido a la diferencia de precios en las estanterías y el punto de cobro.

“Nosotros tenemos algo a lo que llamamos “25ers”. Esto significa que el cliente recibirá 25 coronas suecas si el precio no coincide, sin tener en cuenta el precio del producto. Ahora el número de casos de “25ers” ha disminuido significantemente debido a que el sistema electrónico es constante y el precio en el punto de cobro y en las etiquetas electrónicas están en sincronización,” dice Fredrik Nybäck.

Con el tiempo, esto hace aumentar el valor del negocio a medida que los consumidores adquieren más confianza en la tienda.

“Ahora los precios son siempre correctos. Esto proporciona a los clientes, en general, una mayor confianza en la tienda. Los casos de precios incorrectos hace que los clientes sospechen cada vez más de la tienda en su conjunto y les haga marcharse con un sabor de boca amargo,” dice Oskar Mollberg.

La tienda Maxi, que también es especial en cuanto a que abarca dos pisos, tiene muchos clientes conocidos que son residentes de la zona. Los productos exclusivos y orgánicos son una buena oferta, pero los clientes también preguntan por otras maneras de comprar.

“Esto es algo que estamos estudiando y experimentando ahora. Tenemos más oportunidades de hacer cambio de precios más frecuente y rápido, sin que suponga un trabajo adicional. La tecnología ofrece nuevas oportunidades mientras que nos permite comparar nuestros propios precios con los de la competencia”, dice Fredrik Nybäck.

La tecnología detrás de las etiquetas electrónicas está constantemente evolucionando y hoy en día hay varias características que añaden valor para los clientes y los empresarios. Ahora bien, ¿que se requiere a las tiendas para estar completamente digitalizadas?

“Hoy en día seguimos trabajando con etiquetas de papel cuando queremos grandes formatos, pero tan pronto como las etiquetas electrónicas grandes disminuyan su precio, nos volveremos completamente digitales. Las etiquetas electrónicas muestran el potencial que tiene la tecnología tanto para los clientes como para empresarios. Lo veo como si estuviéramos al principio de nuestro viaje digital”, concluye Fredrik Nybäck.

Tabla de datos: ICA Maxi Lindhagen

ICA Maxi Lindhagen es único, en el sentido de que se sitúa en el medio de Estocolmo, Suecia, mientras que otras tiendas Maxi están usualmente situadas a las afueras del centro de la cuidad.

“De esta manera, podemos decir que también somos un gran supermercado donde algunas personas entran y compran algunos productos y otras un litro de leche. Muchos clientes visitan nuestra tienda varias veces a la semana. También tenemos muchos clientes en el restaurante del supermercado a la hora de la comida”, dice Oskar Mollberg.

La tienda Maxi, que también es especial en cuanto a que abarca dos pisos, tiene muchos clientes conocidos que son residentes de la zona. Los productos exclusivos y orgánicos son una buena oferta, pero los clientes también preguntan por otras maneras de comprar.

“Estamos realmente avanzados en términos tecnológicos; entre otras cosas, ofrecemos WiFi para nuestros clientes y muchos de ellos entran con el teléfono en la mano. Observamos un cambio en el comportamiento a la hora de comprar comida, donde las compras online están creciendo bruscamente. Hoy en día estamos en el top de las tiendas ICA en Suecia en términos de venta online. Muchos quieren entrega a domicilio o Click&Collect, dice Oskar Mollberg.

El desarrollo tecnológico ayuda a la tienda a automatizar mucho el trabajo administrativo y proporciona al personal un mayor tiempo para enfocarse en el cliente.

“A medida que se incrementan las ventas online, competimos con las personas, es decir, que personalizamos más en los encuentros con clientes y en nuestro entorno de trabajo. Como tienda ICA, tenemos muy buenas oportunidades de ser cercanos, cubrir nuestra demanda de mercado y destacar”, concluye Oskar Mollberg.

Número de clientes a la semana: 32000 aprox.
Número de empleados: 160 aprox.

Artículos recientes

Make sure to always stay updated on the latest StrongPoint news and retail trends

¡El formulario ha sido enviado correctamente!

CONTINUAR